Entrevista con Diane Wei Liang

Diane 4


Diane Wei Liang nació en Pekín en 1966 y es autora de tres novelas protagonizadas por la detective Mei Wang, todas ellas editadas en España por Siruela. Los días 14 y 15 de septiembre estuvo presentando en Madrid y Barcelona la tercera de la serie, La casa del Espíritu Dorado, y aprovechamos para entrevistar a la autora para Calibre .38. Los responsables de las preguntas son Sergio Torrijos Martínez y Ricardo Bosque. Thalía Rodríguez se hizo cargo de la traducción. Y las fotografías de la presentación en Casa de Asia de Barcelona son de José Andrés Espelt.

En su novela El ojo de Jade, retrata una sociedad cuasi capitalista, donde el dinero y el poder lo son todo. ¿Tan grande ha sido la transformación que ha experimentado su país?

El poder siempre ha jugado un papel muy importante en China, sobretodo en la China comunista cuando poder significaba tener privilegios y protección. El dinero se está convirtiendo en algo muy deseado en China, porque está relacionado con el éxito y el status. Poder y dinero están fuertemente conectados en mi país.

Esos cambios, ¿cómo han afectado al chino de a pie?

Como resultado de esos cambios, los chinos sienten una gran adoración hacia el dinero. La búsqueda del éxito y la riqueza está cambiando la estructura tradicional de la sociedad china donde lo más importante era formar parte de una gran familia.

La antigua tradición china, semi-capitalista en cuanto al concepto del fracaso y el éxito, ¿ha casado perfectamente con el capitalismo?

El comercio encaja muy bien con la cultura china. Desde su formación hace miles de años China ha estado metida en actividades comerciales. Tiene una gran tradición comercial con sus vecinos, la ruta de la seda es un ejemplo de ello. La tradición china del sistema de recompensas también encaja con el capitalismo.

En esa misma novela retrata a una mujer independiente y con autoridad y hace poco hemos leído que China es uno de los primeros países en cuanto a la integración femenina en altos puestos directivos o al frente de empresas. ¿Qué hay de realidad en eso?

Es cierto, pero la mayoría de las mujeres que tienen estudios están en las ciudades. Ese aumento de responsabilidades y la mejora en la igualdad son los mejores legados del Comunismo.

En Mariposas para los muertos se aprecian claramente un par de brechas existentes en la sociedad china: la generacional, con unos viejos acostumbrados y resignados a que todas las decisiones las tome el Partido y unos jóvenes con ganas de cambio; y la geográfica, con ciudades muy desarrolladas y pueblos sumidos en la misma pobreza de siempre. ¿Cuál de esas dos brechas le parece más difícil de superar?

La brecha más difícil de superar y que aumenta con el tiempo es la que existe entre ricos y pobres. Esa división podría afectar a la estabilidad del país y a su futuro crecimiento.

Su protagonista, Mei Wang, siente cierto remordimiento por no haber estado en Tian’anmen en 1989. ¿Cree que algún día todo el mundo presumirá de haber estado allí aunque no sea cierto como sucedió con el Mayo francés?

Todo el que estuvo en Tian’anmen en 1989 se siente muy orgulloso. Nuestra generación está orgullosa de lo que hizo. Pero no es probable que todo el mundo lo sienta igual.

Mei Wang dirige una de los cientos de miles de consultorías de información del país, eufemismo para designar a la agencias de detectives. ¿Por qué éstas están prohibidas en el país, al menos con esa denominación?

Hay muchos aspectos de la mentalidad china que nadie puede explicar. Las agencias de detectives están prohibidas porque se cree que interfieren en la labor policial y en la de control del Gobierno.

La historia de la revolución China: ¿qué nos puede decir de la Revolución Cultural?

La Revolución Cultural fue un movimiento político que tuvo lugar entre 1966 y 1976, cuyo objetivo era destruir todo lo que tenía que ver con la “Vieja cultura” y reemplazarlo con valores revolucionarios. Como resultado, las universidades cerraron y los jóvenes fueron enviados a comunas para trabajar con sus propias manos. Las fábricas también cerraron, y sus trabajadores fueron enviados a campos de trabajo. La juventud revolucionaria se encargó de perseguir, torturar y asesinar a todo aquel considerado antirrevolucionario. En resumen, fueron diez años de terror orquestado por Mao.

¿Y del Gran Salto Adelante?

A finales de los años 50 Mao insistió en que China se pusiera al mismo nivel que los países desarrollados. La población fue movilizada para producir acero y otros materiales industriales, lo que provocó que millones de personas murieran de hambre.

¿Qué cree que queda de la herencia de Mao?

El legado de Mao es complicado. Por un lado, es el responsable de más de 30 años de sufrimiento de la población china, por otro, recuperó el orgullo de los chinos hacia su país, mejoró la alfabetización y los derechos de las mujeres. Mao no tiene un papel importante en la China de hoy en día ya que todo el mundo es consciente de los crímenes que cometió, pero para una parte de la población Mao representa, raramente, un tiempo mejor donde existía más igualdad entre las personas. En estos momentos la figura de Mao está resurgiendo en China.

A su juicio, ¿podrá China adaptar los avances sociales socialistas/comunistas con la fiebre capitalista?

Lo está intentando a base de hacer hincapié en los valores familiares y mejorando los servicios sociales. Es una dura batalla.

¿Son los chinos por tradición más capitalistas que los inventores de ese sistema?

El Capitalismo como sistema es algo nuevo para China, pero en la práctica ha existido desde hace siglos. Los chinos no son ajenos a la idea del Capitalismo, lo que ocurre es que lo llevan a cabo de forma natural.

¿Cómo ve ahora la situación actual de China?

China está sufriendo una transformación muy rápida. Hay muchos cambios, mucho aprendizaje y muchos nuevos problemas.

Acaba de publicarse en España la última novela de la serie protagonizada por Mei Wang, La Casa del Espíritu Dorado. ¿Qué vamos a encontrar en ella?

La última novela protagonizada por Mei Wang trata de la China actual. Habla del poder que tiene el dinero para corromper y de lo que estamos dispuestos a hacer para obtenerlo. Jugándonos la vida para conseguirlo.

Para terminar, usted nació en Pekín y vive actualmente en Londres. ¿En que se parecen ambas ciudades?

Ambas ciudades son supermetropolitanas y tienen un gran bagaje histórico y cultural. Las dos ocupan una posición única entre el resto de países del mundo.


Comments
2 Responses to “Entrevista con Diane Wei Liang”
  1. Interrobang dice:

    No me enteré de su estancia hasta después de haberse ido :-(
    Me hubiera gustado una entrevista más centrada en la creación literaria en China, como encajan los estereotipos de novela negra occidental, que nivel de aceptación tiene este género, etc, algo más propio de este blog. La próxima vez.
    Aún y así ha resultado interesante.
    Slds.

  2. Veo que has leído la reseña que hace Sergio de El ojo de jade (y veo que tú también has leído la novela). Y es precisamente por esa adscripción por los pelos al género por lo que Sergio y yo coincidimos a la hora de preparar las preguntas en que resultaba más interesante la visión que la autora tuviera de su país que de la novela negra en sí. Otra cosa es que tampoco se ha mojado mucho en temas políticos, qué le vamos a hacer.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.116 seguidores

%d personas les gusta esto: